Destacado

Un Corazón abundante

El Amor abundante que nos falta lo tomaremos de tu Corazón

Photo by Roberto Nickson on Pexels.com

Esa noche no pescaron nada. Al amanecer, Jesús estaba en la orilla, aunque los discípulos no sabían que era él. Jesús les dijo: «Muchachos, ¿tienen algo para comer?». Ellos respondieron: «No». Él  les dijo: «Tiren la red a la derecha de la barca y encontrarán». Ellos la tiraron y se llenó tanto de peces que no podían arrastrarla”. Jn 21, 4-6

Toda una noche de esfuerzos en la oscuridad, para obtener nada como resultado del trabajo de tantas horas oscuras, porque la resurrección era muy reciente, y todavía no estaba muy incorporada. Los recuerdos de la pasión los sufrimientos experimentados estaban vivos todavía. A este nuevo fracaso, se adicionaba el miedo de la persecución y la incertidumbre del momento.  Una cruda experiencia de su ‘nada’.

Y vos señor, observando como aquella vez los veías desde la orilla, luchando contra la tormenta y el viento.

Esta vez no fuiste a ellos pero te hiciste escuchar para darles la clave: “tiren la red ala derecha”.

Fue de tu costado derecho que brotó el torrente fecundo en la cruz, ese del que el profeta habló: “El agua fluía por el costado derecho…Estas aguas…van a desembocar en el Mar…para que sus aguas sean saneadas. Hasta donde llegue el torrente, tendrán vida todos los seres vivientes que se mueven por el suelo y habrá peces en abundancia…habrá lugares para tender las redes. Allí habrá tantas clases de peces…y serán muy numerosos. ” Ez 47, 2. 8-10

Es tu Corazón abierto por amor, la Fuente de la fecundidad en donde tus discípulos encontrarán Vida en abundancia. La prodigalidad es lo que te caracterizó siempre, en Caná no escatimaste el vino, tampoco los panes y los peces en el desierto. Siempre diste a lo grande y siempre sobró. En los momentos más apretados y angustiantes nos ofreces a raudales. Allí donde no hay nada aparecen tus manos llenas.

Pero esta vez ya no estás con ellos compartiendo el día a día como antes. Está de por medio la pasión y la resurrección.  Tu presencia es diferente y será otro el modo de tu providencia para siempre: tu Corazón abierto por el lado derecho será a partir de ahora, el lugar para encontrar lo que nos falte, después de haber hecho el esfuerzo.  Cuando falte el ‘Alimento’, a pesar de los intentos en medio de la oscuridad, tu Corazón abierto y resucitado  será  el lugar donde encontraremos “Vida en abundancia” Jn 10,10

El lado derecho y la abundancia  eran códigos que el discípulo amado reconocía  muy bien, y tú lo sabías: “es el Señor”,  no puede ser otro. Él fue testigo y conocía, por experiencia tu Costado traspasado brotando Sangre y Agua Viva.

Eres el señor del ‘derroche’, que superas toda expectativa y los límites esperados. De esta manera quieres que, hagamos con el hermano. El Amor abundante que nos falta lo tomaremos de tu Corazón para compartir generosamente. “Den, y les será dado; una medida buena, apretada, remecida y rebosante, vaciarán en sus regazos”. Lc 6, 38

En tu Corazón encontraré lo que no tengo para dar a mi hermano.Ese amor que me falta y que iré a pescar hundiendo mis redes en tu Costado Derecho.Sólo allí mi nada se convertirá en fecundidad,y tendré de sobra para el que venga,y se acerque necesitado.

Extraído de Reflexiones Evangélicas

Destacado

Bienvenidos

Hola amigos todos. Bienvenidos a este blog de los tres Corazones más amorosos en la historia de la humanidad. A todo el que ingrese en este sitio, le deseo que reciba la bendición de ellos, amigos inseparables, guardianes de la paz y felicidad del alma. Agradezco al santonombre.org, gran amigo y hermano. Fue él quien me hizo este blog, a pesar de tener muchas tareas que realizar. Que Dios lo bendiga.

Hace muchos años que me aguijonea el deseo de brindar a otros los beneficios que yo he recibido mi vez, de parte de muchas personas muy llenas de Dios, que me han ido transmitiendo una sabiduría que es básicamente cristiana, pero que trasciende toda religión. (Cada vez me maravillo más de ver cómo los gérmenes del Verbo están por todos lados).

Mi deseo es que otros, los más que quieran, se beneficien de lo que yo también me beneficio, y que saboreen buen alimento. Soy consciente de no tener logrado ni de cerca, lo que les pueda llegar a transmitir pero sí lucho día a día por tratar de vivirlo. Lo importante de todo es buscar avanzar y nunca dejar de intentarlo.

Cada uno de nosotros estamos en un fragmento del camino a la casa del Padre, que cada uno tome lo que le viene bien y mejor para su crecimiento. Corazones de Jesús, de María y de José, en ustedes confío y a ustedes consagró universo entero.

Destacado

El camino del corazón

¿QUÉ ES EL CAMINO DEL CORAZÓN?

Este camino es una escuela del corazón, para hacer nuestro el Amor del Corazón de Jesús.

El objetivo de este camino es encarnar la compasión del Corazón de Jesús por el mundo, y estar disponibles a su misión de compasión allí donde nos toca estar, formando una Red invisible de oración por todos los seres humanos.

Es el itinerario que propone a nuestro corazón, estar más cerca del Corazón de Jesús para configurarlo con sus sentimientos, sus deseos y anhelos. Nos invita a unirnos a la misión que recibió del Padre y ser amigos íntimos de Jesús, profundamente unidos a él al punto de compartir sus sentimientos por el mundo. El camino del corazón nos ayuda a percibir y comprometernos con las necesidades el mundo con los ojos del Corazón de Jesús.

Este itinerario surge dentro de la red mundial y oración del Papa: RMOP. No obstante el Camino lo puede hacer cualquiera que quiera encarnar el Corazón de Cristo, sin necesidad de pertenecer a la Red. Este camino es expresión de la renovación de la espiritualidad del Apostolado de la Oración, hoy Red Mundial de Oración del Papa, al servicio de las necesidades de la humanidad. El Apostolado de la Oración hunde sus raíces en la espiritualidad de San Ignacio de Loyola, ya que nace en el seno de una comunidad de Jesuitas.

Una manera de las tantas maneras que existen de concretar el Amor de Jesús por el mundo, es la que presenta la red de oración: El Papa cada mes propone una intención para orar a favor de un sector de la humanidad que lo necesite, y no solamente con la boca sino con la vida, ofreciendo el día a día en favor de los que nombra la intención. Esto nos permite ser misioneros si necesidad de viajar muy lejos… Allí donde estamos, en el lugar que nos toca podemos colaborar en la misión de Jesús con los nuestros, con aquellas personas que cruzamos a diario, la familia, los vecinos, las amistades, los compañeros de trabajo, etc. Todo el que se compromete a orar por esta intención de oración mensual, forma parte de esta red implícitamente, sin necesidad de hacer nada extra.

Solo se requiere estar disponible a este amor, querer emprender el camino, hacer alianza de amor personal con el Resucitado para colaborar en su misión. Cualquiera puede ser un caminante del camino del corazón para ayudar a otros que lo quieran recorrer.

“No el mucho saber harta me satisface el alma, si no el sentir y gustar las cosas internamente” decía San Ignacio, por eso es recomendable no apurar el paso, no es necesario hacer todas la actividades propuestas. No te adelantes en el camino, camina al compás de tu corazón, de manera descansada, gustando, sintiendo de corazón está ruta espiritual.

Es clave no pasar al paso siguiente si todavía necesitas quedarte en el paso que estás. Cada paso requiere de decisiones libres a tomar que irán forjando estilo de Jesús en la propia vida. Es recomendable llevar cada paso a la oración para que se vaya impregnado en tu vida. No es imposible, Dios lo va haciendo en la medida de tu disponibilidad.

Buena ruta, buen camino, el buen Señor te saldrá al paso como lo hizo con los discípulos de Emaús.

Felices los que saben escuchar y callar…

Felices los que saben escuchar y callar, porque aprenderán cosas nuevas.

Santo Tomás Moro
Photo by Magda Ehlers on Pexels.com

El silencio que contempla nos abre a recibir al otro y a las situaciones diversas en su misterio y novedad.

Tomar conciencia de que todo lo que me sucede es una Palabra de Dios para mí, me abre a recibir de Él su enseñanza aquí y ahora.

Y no hablo de lo que tiene color agradable, santo y bueno, sino de TODO, y sobre todo lo que me contraría.

Feliz quien sabe hacer un paso atrás, tomar distancia y acallar la mente, para escuchar la suave voz de Dios a través de tal o cual persona, de este o aquel acontecimiento, y de todo lo que se presente en la jornada, porque conocerá el placer del asombro.

Felices los que saben descansar y dormir …

Felices los que saben descansar y dormir sin buscarse excusas, porque llegarán a ser sabios.

Santo Tomás Moro
Photo by Aditya Bose on Pexels.com

Qué bueno es no autojustificarse, sino por el contrario ponerse bajo la Luz de Dios al desnudo, tal como uno es, sin disfraces ni tapujos que no ocultan nada a sus ojos.

Solo la mirada de Dios que nos conoce a fondo, nos ama, nos comprende más que nosotros mismos y sobre todo no nos juzga, es la que nos dará alivio y reposo.

Entonces ya no necesitaremos excusar nuestras faltas, solo las depositaremos a los pies de la Cruz, pidiendo humildemente perdón y buscaremos la forma de reparar.

No buscaremos la aprobación de los hombres, solo la misericordia divina será nuestra esperanza y descanso.

Felices los humildes que como el publicano cabizbajo saben clamar: ´Señor ten piedad de mí, pecador’, porque ellos podrán saborear un verdadero descanso.

Felices los que saben distinguir una montaña de una piedra

Felices los que saben distinguir una montaña de una piedra, porque se evitarán muchos inconvenientes.

Santo Tomás Moro
Photo by wendel moretti on Pexels.com

Recuerdo las palabras de una persona muy sabia, de quien aprendí mucho en la vida. Ella solía decirme lo mismo de otra manera: ‘No veas una montaña en donde solo hay una madriguera de topo’, es decir esos pequeños montículos de tierra formados alrededor del agujero donde viven los topos. Pareciera inverosímil confundir una cosa con otra, pero en la vida esto es un error muy común.

Hay cosa pequeñas que agrandamos con lupa, ya sea los defectos personales o del prójimo, problemas, dificultades o situaciones. Las deformamos y agigantamos a la medida de nuestro ojo enfermo. Otras veces vemos sombras donde no las hay.

Por eso felices los que tienen un corazón puro y limpio, porque su ojo ve la justa medida de todo. Esa justa medida, la da Dios. Felices los que ven la realidad con los anteojos del Señor y a través de su mirada.

Felices los que saben reírse de sí mismos

Photo by Tatiana Syrikova on Pexels.com

Felices los que saben reírse de sí mismos, porque no terminarán nunca de divertirse… Felices los que son lo bastante inteligentes como para no tomarse en serio, porque serán apreciados por sus vecinos.

Santo Tomás Moro

¡Qué importante es tomarse con buen humor, sin dramatizar los propios errores y defectos!, estaremos a salvo de una soberbia solapada.

El pobre de espíritu, sabe que es pobre y débil, y que es solo por la ayuda de Dios que puede hacer algo bueno.

No se escandaliza de sus caídas, sabe lo que es capaz de hacer sin la asistencia de la gracia, y en lugar de preocuparse de haber arruinado su imagen, se duele interiormente de no haber aprovechado la oportunidad de amar, pero con el corazón confiado en la misericordia de su Padre bueno, que comprende muy bien a su hijo que está aprendiendo en la escuela de la vida.

Photo by Pixabay on Pexels.com