El poder de lo pequeño y de lo poco…

Photo by freestocks.org on Pexels.com

Nuestros sentidos captan lo más inmediato, lo que hace más ruido en primer lugar. Y hoy el mundo está plagado de cacofonías, de malas noticias y de situaciones dolorosas e inhumanas. Frente a este caos desagradable y preocupante, sigue resonando hoy la pregunta de Jesús: “¿Con qué compararé el Reino de Dios? Se parece a un grano de mostaza…Se parece a un poco de levadura…

¡Muy poca, muy poquita bondad es necesaria para contrarrestar lo que parece un mal inconmensurable!

Muy poquito fermento para que se levante una masa de bondad. Un granito pequeñísimo como el de mostaza, para que crezca un gran arbusto que cobije los pájaros del cielo.

No desesperemos, un haz de luz disipa la gran oscuridad.

Sigamos trabajando en las pequeñas cosas de cada día, sembrando allí mucho amor…

Teresita del Niño Jesús decía que levantar un alfiler del suelo por amor era equivalente a salir a misionar a tierras lejanas.

No está en lo mucho o poco que se haga sino en el amor que se ponen en ello, decía Santa Teresa de Calcuta.

Sigamos sembrando el granito de mostaza, sigamos colocando el puñadito de levadura cotidiano. Algún día veremos la magnitud insospechada de nuestros pequeños actos hechos con amor.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s