Con la obediencia superó las pruebas

“José estaba muy angustiado por el embarazo incomprensible de María; no quería “denunciarla públicamente”…

En el primer sueño el ángel lo ayudó a resolver su grave dilema: “No temas aceptar a María, tu mujer, porque lo engendrado en ella proviene del Espíritu Santo”…

Su respuesta fue inmediata…Con la obediencia superó su drama y salvó a María.

En el segundo sueño el ángel ordenó a José: «Levántate, toma contigo al niño y a su madre, y huye a Egipto…José no dudó en obedecer, sin cuestionarse acerca de las dificultades que podía encontrar

En Egipto, José esperó con confianza y paciencia el aviso prometido por el ángel para regresar a su país. Y cuando en un tercer sueño el mensajero divino…le ordenó que se levantara, que tomase consigo al niño y a su madre y que volviera a la tierra de Israel…una vez más obedeció sin vacilar…

En cada circunstancia de su vida, José supo pronunciar su “fiat” (hágase), como María en la Anunciación y Jesús en Getsemaní…bajo la guía de José, Jesús aprendió a hacer la voluntad del Padre. Dicha voluntad se transformó en su alimento diario (cf. Jn 4,34). Incluso en el momento más difícil de su vida, que fue en Getsemaní”… FRANCISCO-Corde Patris

Dios tiene siempre la mejor solución, sobre todo cuando los obstáculos parecen infranqueables. Confiar y abandonarse en lo que el Señor va presentando es siempre la mejor elección y esto fue la especialidad de José. No dudes en pedirle consejo a la hora de decidir.

ANGÉLICA MARÍA

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s